Podar rosales

Podar rosales es un procedimiento que se debe realizar adecuadamente para contar con una planta sana. Algo que caracteriza a este arbusto son sus hermosas flores las cuales requieren de cierto cuidado. Descubre todo lo necesario para que tu planta se mantenga sana, hermosa y radiante.

Necesidad de podar rosales

El deseo de quienes tienen estas plantas,  es que están crezcan hermosas. Podar rosales hace que esto sea posible y tiene otros efectos positivos. Pues estimula el crecimiento de estas y su resistencia es mayor. Además, el espacio que le queda permite que el aire circule mejor y reciba más luz. De este modo, puede echar nuevos brotes y acelerar la aparición de nuevas flores.

Cómo y cuándo podar rosales

Para podar rosales es importante conocer cómo y cuándo hacerlo. Ya que esto permitirá que se logre lo antes mencionado. Primeramente, ha de conocerse que los rosales se deben podar en la época de primavera. De esto dependerá que la planta no se dañe y mantenga su salud.

Para hacerlo, primero se deben quitar los brotes que se encuentran enfermos y muertos. También se deben quitar aquellos que se encuentran afectados por heladas ocurridas anteriormente. En este último caso se pueden identificar porque presentan una textura que es blanda y en su interior se halla una médula de color marrón.

Tipos de poda

Para podar rosales hay que tomar en cuenta que existen diferentes tipos de poda. Ya que cada tipo tiene un objetivo diferente. Claro también hay que tomar otros factores que influyen es este proceso.

  • Poda leve: esta es una manera de podar rosales donde solo se corta menos de un tercio del tallo. Esto produce que haya una gran producción de tallos con flores y que los árboles sean de gran tamaño. Está a de ser discontinua, porque da arbustos de una altura pronunciada y con pocas flores.
  • Poda moderada: esta consiste en recortar los tallos del rosal hasta a mitad. Su altura llega a ser media entre unos 45 o 60 cm. Esta forma de podar rosales consigue que la planta se desarrolle de la mejor forma. Es muy útil para las que se encuentran en el jardín. Y aunque las flores suelen ser más pequeñas con esta poda, se producen con más frecuencia.
  • Poda severa: en esta forma de podar rosales los tallos se recortan hasta que su altura llegue a estar entre los 15 y 25 cm. Permitiendo que solo queden 3 o 4 de las yemas desde su base. Con este tipo de poda se pueden conseguir flores mucho más grandes pero con una producción mucho menor.

Tipos de rosales

podar rosales

Así como existen distintos tipos de poda, también hay variados tipos de rosales. Por eso, es que para poder podar rosales tiene que conocerse cuál es el tipo de arbusto. De manera que se pueda hacer la que este requiera y promueva su crecimiento sano. Entre los diferentes tipos se pueden encontrar los siguientes_

#1- Floribunda y Plyantha

Para podar rosales de este tipo, se debe eliminar primeramente aquellos brotes que están débiles, enfermos o muertos. Luego se han de podar los que restan, permitiendo que queden entre 4 a 7 de las yemas. Los brotes que se encuentran fuertes se han de dejar más largos. Los que estén débiles se dejaran cortos para que su crecimiento se estimule y los más viejos desde la base.

# 2- Hibrido de té

Para este tipo de rosal se sigue el procedimiento anterior eliminando primero los brotes débiles o enfermos. La diferencia en este tipo de rosal es que al podar solo se conservaran entre unas 3 o 5 yemas. Solo se poda un poco más obteniendo los mismos resultados positivos.

# 3- Rosal arbustivo

Para podar rosales arbustivos o trepadores, hay que tomar en cuenta que se dividen en grupos de una o dos floraciones. En el primer caso, se debe comenzar eliminando los brotes que se encuentran enfermos, helados o muertos. Permitiendo que quede espacio para que puedan crecer los brotes pero no se debe exceder la poda.

En el caso de los que tienes dos o más floraciones, se han de podar los brotes marchitos durante el verano. Para conseguir una floración rápida, se ha de cortar la inflorescencia 5 mm sobre la segunda de las hojas. Para esto se cuenta desde la base de la planta.

poda de rosalesTipos de poda según la edad de los rosales

Cuando se va a podar rosales tiene que tomarse en cuenta la edad de este. Pues existe un tipo de poda según el tiempo que este tenga. Entre estas formas por el tiempo de cultivo se encuentran las siguientes:

  • Para plantas nuevas o también llamada poda para formación. Este tipo se emplea para pantas que tiene una edad menor a 2 años. También aquellas que se encuentran recién injertadas o plantadas. Para esto se cortan las raíces, seleccionando entre 3 y 4 vástagos que estén vigorosos. Para los híbridos que tengan entre 2 a 4 yemas, y 5 o 6 yemas para floribundas.
  • Poda de limpieza, este es el tipo de poda que se puede aplicar a todos los rosales. Sin importar que edad tengan, ha de eliminarse los restos enfermos, muertos o estén leñosos o secos. También se quitaran aquellas ramas que se encuentran cruzadas.
  • Poda de rosales viejos. Para estos debe hacerse una poda entre moderada y severa. Permitiendo que la planta quede con una altura que gire alrededor de los 30 y 40 cm.

Eliminación de chupones

Un aspecto importante al podar rosales es la eliminación de chupones. Para reconocerlos es muy sencillo. Estos son de un verde claro y poseen muchas más espinas de lo normal. Suelen crecer debajo de donde se realizó el injerto. Estos han de eliminarse, ya que pueden ocasionar que el rosal injertado muera. Esto se debe a que los chupones que crecen por debajo de la tierra, le robaran los nutrientes y fuerzas para crecer.

Para realizar esto, se deben poner al descubierto los chupones y cortarlos muy cerca de donde se hizo la inserción. Al podar rosales es fundamental hacer este trabajo, si no queremos que el rosal muera.

Época de poda

La época también se debe tomar en cuenta para podar rosales. Este hecho hace que se divida en dos tiempos la época de poda. A continuación se muestran:

Poda en época de invierno

Cuando terminan de caer las últimas hojas se puede proceder a podar rosales. O también se pude esperar a que el invierno este finalizando, pues las yemas se encuentran todavía en reposo. En este tiempo se puede hacer muy bien el trabajo de podar rosales.

Poda en tiempo verde

La poda aquí se realiza en la planta con hojas. Dependiendo de lo que la persona desee, puede realizar esta poda en dos momento diferentes, a continuación se muestran:

  • Primavera tardía: se emplea para eliminar los crecimientos no deseables o chupones, que evitan el crecimiento normal de la planta.
  • Otoño: esta permite que entre más luz en la planta. De este modo, se puede conseguir que la calidad de las yemas sea mejor para la siguiente temporada. También esta ayuda a que el árbol crezca excesivamente, luego de que ya tiene la altura que se desea. Así se debe podar rosales en otoño.

como podar rosas¿Qué influencia que tiene la luna en la poda?

Aunque parezca difícil de creer que la luna influya en las plantas, es muy cierto. Pues esta se encuentra relacionada con muchísimos procesos que ocurren en la naturaleza. A este proceso se le llama “influjo lunar”. Este término se aplica a la influencia que tiene la luna en distintas plantas. Este proceso se manifiesta mediante el ascenso y descenso que hay en la savia de los rosales.

La luz que produce la luna interviene tanto en el crecimiento como la germinación de cualquier planta. Claro, esto también depende de la intensidad de la luz que esta aporta en cada fase. Esto se debe a que los rayos lunares pueden penetrar el suelo.

Las fases de la luna y la savia

Entre las fases cuarto creciente y la luna llena, la savia se concentra en la parte superior de las plantas. Mientras que, en la luna llena la planta desarrolla mejor la altura. Por otra parte, cuando ocurren la fase menguante y luna nueva, la savia se concentra en las raíces. La luna cuando se encuentra en posición ascendente influye mucho más en la savia que cuando desciende.

Que hacer en cada fase lunar

Lo presentado a continuación se basa en lo que suelen hacer los agricultores. Aunque no se basa en hechos totalmente científicos tienen sus beneficios. Sin embargo, muchas veces la experiencia supera lo científicos. Se puede comprender lo siguiente para podar rosales según se encuentre la luna.

  • Luna Nueva: se pueden eliminar las hierbas malas, hojas marchitas, aplicar fertilizantes si la planta es de hojas verdes. Por otro lado resulta muy productivo arar la tierra y abonarla. No es bueno regar las plantas de interior. Es buen tiempo para sembrar césped, sobre todo si hay lluvia. Se pueden usar actividades de mantenimiento de cultivos.
  • Cuarto creciente: es una buena fase para los terrenos que son muy arenosos, podar, abonar y plantar cualquier tipo de árbol floral como los rosales. En esta etapa crecen más rápido. Sin embargo, para aquellas que tienen flores es poco recomendable regarlas. En esta fase las plantas se hacen más resistentes a enfermedades o algún tipo de plaga.
  • Cuarto menguante: se pueden quitar las hojas marchitas. Regar los rosales por debajo y pulverizar aquella de hojas verdes. Es una buena etapa para hacer trasplantes, exterminar insectos y cualquier mala hierba.
  • Luna llena: es buena para recolectar, fertilizar, regar las plantas y hacer los trasplantes. En este periodo, sin embargo hay que tener presente que puede haber mayor cantidad de plagas. Así como también, hay un menor fructificación que en otras fases.

Mejor fase para podar rosales.

Pues, el propósito a la hora de podar rosales es que esta no pierda savia. En vista de ello, se puede hacer durante cuarto menguante. Para que este vuelva a brotar es mejor que se pode entre las fases de creciente y luna nueva. Por otro lado, si se quiere que este tenga mayor follaje, ha de hacerse en luna nueva. Pero si se desea lo contrario, se ha de podar rosales en luna llena o cuarto menguante.

Consejos para podar rosales

Para hacer que el corte sea limpio y que la planta no adquiera una infección, se deben utilizar tijeras afiladas. Solo con estas se puede podar rosales adecuadamente sin dañarlas. Por otra parte, es importante que se hagan en diagonal, así puede fluir el agua que posee. De esta manera, el agua no permanecerá en la herida y no ocasionara daño alguno.

Al realizar un corte, se debe hacer por encima de aquella yema que se encuentre mirando hacia afuera. Hay que prestar mucha atención en la realización de la tarea de podar rosales, de lo contrario la planta puede morir.

Otros consejos para tener buenos rosales

Es vital proporcionar un cuidado óptimo a los rosales, así se puede garantizar el crecimiento adecuado de estos. Primeramente, es muy importante que estas reciban sol entre 4 y 6 horas diarias. A la hora de regarlas, es bueno que el agua humedezca toda la tierra. Ya que así,  mantendrá su humedad por más tiempo, sobre todo si recibe mucho sol.

También es conveniente que se eliminen aquellas flores que están marchitas, para que crezcan otras. Por otro lado, quienes se pregunten como podar rosales en maceta, ha de hacerse como se ha mencionado antes. Teniendo en cuenta que la maceta posea un buen drenaje. Podar rosales es una tarea necesaria, para que crezcan correctamente.

Cuidado con las plagas

Este es el mayor peligro que afrontan los rosales. Es por esto, que se ha de estar al pendiente de cualquier síntoma que muestre la planta. Tales como: pequeños orificios en las hojas, sombras negras, manchas rojas, entre otros. Si es el caso, hay que atacar el problema de esta manera se puede mejorar la planta. En el caso de que no sepa que tipo de plaga es, puede ir a un especialista.